miércoles, 28 de junio de 2017
Tiempos Litúrgicos
Adviento-Navidad y Cuaresma-Pascua
La liturgia nos ofrece dos momentos muy importantes, denominados tiempos fuertes, de crecimiento en la fe cristiana, cada año:
- El adviento y la Navidad 
- La cuaresma y la Pascua

En el tiempo de adviento nos preparamos para que Jesús renazca con más fuerza en nuestro interior. Son cuatro semanas antes del día de Navidad. El símbolo es la corona de adviento con sus cuatro velas. Cada domingo, en la celebración de la Eucaristía, se enciende una vela significando que la Luz, que es Jesús, cada vez está más cerca. 
En Navidad disfrutamos del regalo del Hijo de Dios, el nacimiento de Jesús. Bendición para todas la humanidad. El Belén, la alegría, el cantar villancicos, las sencillas muestras de cariño en la familia son típicas de este tiempo de gracia. La Eucaristía de la Noche de Navidad, el misa del gallo, celebra este acontecimiento. 



En el tiempo de cuaresma nos trabajamos por dentro para ser mejor personas. Son 40 días, número simbólico en la Biblia, donde dedicamos más tiempo a la oración, el silencio, el pensar en cómo mejorar mi relación con los otros, con Dios, con la naturaleza y conmigo mismo.   
La celebración de la Pascua es la explosión de la vida, de la alegría, del gozo profundo. Tras 40 días de esfuerzo por mejorar, nos sentimos personas "resucitadas" y nos unimos a la fiesta de la Resurrección de Jesús. Dios resucitó a Jesús, nosotros tenemos la certeza de la fe que también nosotros resucitaremos con él.

Las dinámicas que se presenta en el colegio para estos tiempos litúrgicos se adapta según la edad de los niños, adolescentes y jóvenes. Se presenta en la oración de la mañana/buenos días, en tutorías y en celebraciones de la Palabra o de la Eucaristía. De manera más festiva para los más pequeños se celebra la entrada de Jesús en Jerusalén y la tarde pascuera.
 

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad